Mantenimiento de pisos resistentes

Publicado por Francisco Horton en

baldosas

Los avances en los pisos de baldosas resistentes, comúnmente llamados pisos de vinilo, lo han convertido en una opción elegante y asequible. Esto es lo que necesitas saber sobre el mantenimiento y la reparación de baldosas resistentes.

Mantenimiento y reparación

Las baldosas resistentes modernas son tan fáciles de mantener que el mayor problema que probablemente experimentará es la tendencia a exagerar. Demasiado mantenimiento causa desgaste prematuro y pérdida de brillo.

Un programa regular de aspiración (no con un modelo vertical o accesorio de barra batidora) y un trapeador húmedo mantiene un piso resistente en forma impecable.

Si necesitas tratar una mancha inusualmente sucia con una solución de limpieza, usa un producto recomendado por el fabricante. Manténgase alejado de los productos genéricos hechos para todos los pisos.

Los químicos en las baldosas de vinilo tienden a interactuar con los químicos en otros productos sintéticos, especialmente los respaldos de goma de las alfombras de área. Muchos respaldos de caucho tiñen el vinilo.

Mantenimiento de pisos sin cera

Los pisos sin cera se fabrican con un revestimiento de vinilo o poliuretano aplicado a su superficie. De los dos, el uretano es más resistente, pero para ambos, sin cera significa que no hay cera.

Si comienza a encerar uno de estos materiales, opacará el acabado, lo volverá peligrosamente resbaladizo, aumentará su tendencia a acumular polvo y suciedad, o los tres. Para mantener el brillo de un piso sin cera, simplemente manténgalo limpio.

Una vez a la semana, aspira el piso y pasa un trapeador húmedo con una solución de detergente suave; incluso si el piso no se ve sucio, lo está, y esas partículas microscópicas de polvo desgastarán el brillo.

 

Limpieza y reparación de suelos

Tiempo Aproximadamente 45 minutos para aspirar y trapear en húmedo una cocina de 15 x 20 pies; unos 30 minutos para quitar y reemplazar una baldosa dañada

Herramientas Limpieza: aspiradora, fregona de esponja Reparación: secador de pelo, espátula, llana dentada o raspador de plástico, rodillo

Materiales Limpieza: solución de limpieza del fabricante Reparación: adhesivo, baldosa de repuesto.

Paso 1

Para quitar una loseta elástica dañada, coloque un secador de pelo a fuego alto y concentre el calor durante un minuto más o menos en un borde de la loseta. Inserta la hoja de tu espátula y muévala hacia adelante y hacia atrás, empujando hacia adelante para romper la unión adhesiva.

Paso 2

No esperes que el azulejo salga de una sola pieza. Se romperá y dejará pequeños trozos pegados al adhesivo. Caliente y raspe cada pieza hasta que las haya quitado todas.

Paso 3

Con una llana dentada, esparce el adhesivo en el hueco dejado por la baldosa dañada. Si una paleta normal resulta difícil de manejar, haz una muesca en el extremo de un raspador de plástico y utilízalo para peinar la masilla. Extiende el adhesivo por los bordes.

Paso 4

Antes de colocar la loseta de reemplazo, asegúrate de que tu orientación se ajuste al patrón. La flecha no ayudará porque no puede ver las flechas de las otras fichas; en lugar de eso, observe el patrón. Coloque la loseta en ángulo con un borde apretado contra el otro y baje la loseta en tu lugar.

Paso 5

Adhiere la nueva loseta firmemente al adhesivo rodando con un rodillo. Calienta la superficie un poco antes de enrollarla. El calor ablandará el adhesivo y ayudará a unir la baldosa.

Como puedes ver, el mantenimiento de pisos resistentes es mas sencillo de realizar si sigues estos pasos. Así que manos a la obra.