La guía del interiorismo minimalista

Publicado por Francisco Horton en

interiores minimalista

Un diseño de interiores minimalista puede parecer muy limitante, ¡pero no tiene por qué! Con un poco de planificación, crear un diseño minimalista será más fácil de lo que crees.

A continuación, llega el momento de sumergirse en los componentes de un diseño interior minimalista. ¿Estás preparado para darle un soplo de aire fresco a tu espacio y a tu mente? ¡Sigue leyendo!

La función en el interiorismo minimalista

La transición a un diseño de interiores minimalista tiene que hacerse pensando en la función. Para que el espacio fomente la calma y la serenidad en tu mente, ¡tiene que ser funcional y fácil de usar en primer lugar!

Empieza entonces por evaluar todas las cosas que no son funcionales en tu casa y piensa en cómo podrías solucionarlas.

Esto podría suponer cambiar las cosas de sitio para hacerlas más accesibles cuando las necesites. O podría llevarle a establecer un nuevo hábito.

Como ejemplo, mantener una cesta en tu salón para todos aquellos objetos que no deberían vivir en el salón es una gran ayuda para mantener el espacio siempre ordenado y limpio.

Ideas de diseño interior minimalista

Un diseño de interiores minimalista no deja espacio al desorden. Pero nuestra vida diaria está llena de objetos que a menudo acaban en lugares aleatorios.

Estamos constantemente buscando ideas para la entrada, colocando cosas en la encimera de la cocina, en la mesa del comedor y muchas otras.

Para que la transición al minimalismo sea más fácil y sostenible a largo plazo, piensa en tus hábitos de almacenamiento.

La consola de la entrada es un lugar donde dejas fácilmente tus cosas, prepara una caja para guardarlas. Seguirás teniendo la practicidad pero, simplemente cerrando esa caja, todo el desorden estará fuera de la vista.

interiores-minimalistas-decoracion

Sé diligente con tu combinación de colores

El minimalismo es sinónimo de orden, y esto es cierto también para los colores. Muchos colores inconexos en un espacio crean desorden visual, que es tan perjudicial como el desorden físico.

La transición a un diseño de interiores minimalista es el mejor momento para elegir una combinación de colores definida y ceñirse a ella. Lo puedes lograr a través de la pintura  o los azulejos cerámicos.

Esto no significa que todo tenga que ser beige o blanco, sino que también puedes elegir colores de acento. Pero una vez elegida la paleta, hay que comprometerse con ella diligentemente.

La textura es tu amiga

Entonces, si necesitas ocultar todo el desorden y sólo tener muy pocas piezas a la vista, ¿no se convertirá en una habitación aburrida? No necesariamente.

Mezclar diferentes texturas es una forma fantástica de añadir interés visual y movimiento a la habitación sin dejar de lado el minimalismo.

Dejar algún espacio vacío

En un interior minimalista, el espacio vacío forma parte del diseño. Las paredes limpias o las esquinas libres contribuyen a que el espacio se sienta aireado y ligero.

Pero vacío no es sinónimo de soso. Una pared sin nada colgado puede seguir siendo muy interesante si se pinta con el color adecuado, mientras que una esquina libre resaltará la belleza de su suelo.

También te puede interesar: Maneras de hacer una entrada en tu casa