Consejos para elegir el azulejo perfecto

Published by Francisco Horton on

azulejos

La cocina es la única habitación de la casa que puede tener varios tipos diferentes de azulejos, en diferentes aplicaciones, y todos realzarán tu cocina maravillosamente. Al elegir baldosas de cocina para tu hogar, considera dónde irás primero.

Las baldosas brillantes que se colocan en una pared no serán las mismas que las baldosas para pisos. Las baldosas del piso deben ser seguras para caminar, y las baldosas brillantes de la cocina pueden ser inseguras para los pies. A continuación, se ofrecen algunos consejos para elegir la aplicación y el tipo de pisos y azulejos adecuados para tu cocina.

1.) Determina dónde se instalará la loseta:

Antes de seleccionar un material, deberás decidir qué superficie se aplicará a la baldosa. Los azulejos se pueden colocar como un protector contra salpicaduras detrás de una estufa o en la pared en la parte inferior de los gabinetes superiores. El azulejo es un material de encimera popular y también se puede usar en el piso de la cocina.

2.) Descifra la diferencia entre “mosaicos”:

La palabra “baldosa” se refiere a un material elástico que se puede colocar en filas sobre una superficie. Para las cocinas, esto podría incluir: cantera, piedra, corcho, vinilo, bambú, cerámica, porcelana y vidrio.

Las aplicaciones como las baldosas de vinilo, corcho y bambú se utilizan con mayor frecuencia en suelos. Mientras que la cantera, la cerámica y la porcelana se pueden utilizar para mostradores y pisos. Las baldosas de vidrio se reservan comúnmente para paredes y placas para salpicaduras.

3.) Determina tu presupuesto antes de comprar:

Las baldosas de cocina pueden ser económicas, como las baldosas de vinilo y linóleo, o pueden ser caras, como las baldosas cerámicas de diseño personalizado. ¡Haz tu tarea antes de casarte con una mirada imaginada en tu cabeza! Las tiendas de azulejos y mejoras para el hogar pueden ayudarte a estimar la cantidad de producto que necesitarás para tu cocina.

4.) Considera el estilo de vida de tu hogar:

Aunque las baldosas de cocina son resistentes, aún requieren mantenimiento y la longevidad de cada material es diferente. Para las encimeras, las baldosas de cerámica son duraderas y resistirán el calor de las ollas calientes, y son fáciles de limpiar y mantener.

Desafortunadamente, la superficie de una baldosa cerámica puede ser irregular y se puede agrietar o astillar fácilmente. Determina si el estilo de vida de tu familia coincidirá con el acabado de baldosas que elija.

5.) Elige una baldosa que pueda soportar los hábitos de tu familia:

Al elegir las baldosas para piso, deben ser lo suficientemente resistente para soportar el tráfico pesado, las mascotas, los alimentos derramados y los suministros de limpieza.

Asegúrate de comprar baldosas que se denominan “baldosas”. Si eliges una loseta de pared para un piso, debes saber que significa que es demasiado resbaladizo para caminar. En tu lugar, elige baldosas que tengan un patrón ligeramente elevado o una textura para permitir un piso de cocina más seguro. Para una apariencia más refinada y elegante, considera usar baldosas de cantera.

La loseta a base de arcilla y piedra caliza se cuece para que parezca piedra natural. Las baldosas de cantera son más caras que las baldosas de cerámica tradicionales, pero son hermosas en la aplicación correcta.