Cómo tener organizado tu baño pequeño

Publicado por Francisco Horton en

¿Cómo tener organizado tu baño pequeño?

¡Un baño pequeño no tiene por qué ser un baño desordenado! Si conoces los problemas de los baños pequeños, la clave es ser inteligente con respecto a la organización y las técnicas de ahorro de espacio. Las casas pequeñas son cada vez más populares a medida que las personas se inclinan por la reducción de tamaño, por lo que crear un baño organizado mantendrá tu baño pequeño funcionando con una eficiencia óptima. ¡Hoy, estoy compartiendo cómo organizar un baño pequeño y recuperar un poco de espacio para respirar en tu espacio!

Un armario de baño con artículos organizados.

Los baños pequeños en casas antiguas vienen con un encanto y una singularidad que a todos nos encantan, así como con algunas cuestiones “encantadoras” no tan grandes, como el espacio. La única forma en que he podido asegurarme de que nuestros dos baños pequeños (como en muy, muy muy pequeños) funcionen para nosotros es aprendiendo cómo organizarlos. Puede parecer obvio, pero un baño pequeño te enseña todo sobre lo que realmente necesitas en un baño y lo que creará más desorden. Si estás listo para maximizar el espacio en tu hogar, ¡organizar baños pequeños es el lugar perfecto para comenzar!

1. Usa la altura a tu favor.

Una excelente manera de comenzar tu viaje de organización es maximizar la pequeña cantidad de espacio que ya tienes, creando así más espacio. ¡Empezar con la altura es clave! Visualiza las áreas de tu baño que contienen artículos pero que tienen una altura adicional que puede beneficiarse al agregar un nivel.

¿Cómo tener organizado tu baño pequeño?

Por ejemplo, una canasta debajo de tu fregadero es excelente para guardar productos, pero todavía hay mucho espacio libre encima de esa canasta. Considera invertir en unidades de almacenamiento que se puedan apilar, creando así el doble de la cantidad de espacio que tenías antes. Esto puede funcionar en cualquier área, como con un carrito rodante junto a su fregadero o incluso en el alféizar de una ventana profunda.

Además, considera el espacio por encima de donde se ve el ojo normal, como por encima de los marcos de las puertas. Agregar estantes a estas áreas puede crear toneladas de espacio para artículos que no necesitas todos los días, como toallas adicionales para invitados o papel higiénico. ¡Incluso un baño pequeño puede beneficiarse del uso de toda la longitud de la pared, hasta el techo!

2. Divide tus artículos en categorías y etiquétalos.

Sin saberlo, recolectamos toneladas de artículos de baño que terminan ocupando un espacio muy necesario en nuestros pequeños baños. Saca todos estos artículos (sí, incluidos los diminutos jabones de tu último viaje) y decide qué es un duplicado, qué se puede almacenar quizás fuera de tu baño, como en tu armario de ropa blanca, y qué es algo que usas todos los días. ¡Descubrirás rápidamente que tus artículos cotidianos tienen prioridad en términos de proximidad!

Estos artículos deben ser de fácil acceso, como en un carro rodante que ahorra espacio o en un carrito de fregadero. Designar un espacio para estos artículos evitará que se apoderen de ellos, ya que los usas a diario, y además sabrás exactamente dónde conseguirlos y volver a colocarlos para mantenerlos ordenados.

También te puede interesar: Tendencias en accesorios para tu baño

Categorías: Baño