Cómo mantener tu baño en óptimas condiciones

Publicado por Francisco Horton en

Baño y limpieza

Como una de las habitaciones más concurridas de la casa, el baño no tarda mucho en ensuciarse y convertirse en un punto de acceso para la acumulación de moho, suciedad y bacterias.

Si tienes la tristeza de limpiar el baño o si estás buscando consejos de limpieza efectivos, tenemos todos los consejos que necesitas para limpiar baños.

Malos hábitos en el baño

Hay un puñado de hábitos comunes en el baño que en realidad contribuyen a crear un desorden innecesario. Al adoptar algunos cambios en su rutina habitual de baño, puede ahorrar mucho tiempo de limpieza.

Deja que el aire circule

Los baños y la humedad van de la mano, pero también lo hacen la humedad y la mayoría de los problemas del baño sucio, como el moho y los hongos.

Mantén la humedad bajo control abriendo la ventana o usando el extractor cuando se duche y durante 15 a 25 minutos después. Esto permite que el vapor se disipe y ayuda a que se seque el exceso de humedad.

Si tu baño no tiene ventana, también necesitarás un extractor para cumplir con las regulaciones de construcción, y si estás interesado en un cuarto húmedo, esta será una inversión esencial.

Baño con azulejos

Mantenlo tapado

Todos conocemos esa vieja discusión sobre bajar el asiento del inodoro, pero ¿qué pasa con la tapa? A menudo se olvida por completo cerrar la tapa cada vez que enjuaga. Este es un mal hábito común y cambiarlo puede ser clave para mantener su baño limpio e higiénico.

Dejar la tapa del inodoro abierta al tirar la cadena puede permitir que las bacterias y pequeñas partículas de agua se esparzan por la habitación. Simplemente baja la tapa cuando descargue la cadena y mantendrá las bacterias contenidas y el resto del baño será un espacio mucho más higiénico.

Mejores prácticas de cepillado

Los cepillos de dientes pueden ensuciar mucho, dejando rastros de pasta de dientes en el lavabo, el tocador y otras superficies. Guardar los cepillos de dientes en posición vertical es más higiénico que colocarlos planos sobre superficies.

Un portacepillos de dientes o una taza de cerámica es ideal. Si guardas tus cepillos de dientes en un vaso o taza, asegúrate de enjuagarlos con agua caliente y jabón una vez a la semana o enjuagarlos en el lavavajillas.

Manchas de suciedad escondidas

Quizás una de las razones por las que limpiar el baño es una de las tareas domésticas más temidas es porque hay muchas áreas diferentes que necesitan atención.

Sin embargo, limpiar la bañera, el lavabo, la ducha y el retrete con regularidad con agua caliente y jabón puede ser de gran ayuda para mantener limpio el baño, por lo que vale la pena centrar su atención en estas trampas de gérmenes que a menudo se pasan por alto durante la limpieza semanal.

También te puede interesar: Cómo usar colores pasteles en interiores

Categorías: Baño