habitaciones para niños

Cómo decorar una recámara de niños compartida

Decoración de Interiores Recámaras

No todos tienen el lujo de tener su propia habitación mientras crecen. Cuando se trata de crear una habitación compartida para niños, hay una serie de excelentes trucos que pueden evitar conflictos entre hermanos y desastres de diseño.

A continuación hay algunos consejos que mejorarán el diseño de la habitación de tus hijos y les facilitarán compartir el espacio de su habitación.

Divisor

Dibujar líneas de diseño en un espacio es funcional y estéticamente útil. Los divisores, como una estantería abierta, pueden crear una separación elegante en el diseño de una habitación para niños y posiblemente mantener a todos felices. Esto permite una sensación de privacidad y propiedad donde cada niño tiene más libertad para decorar su lado como lo desee.

Los paneles de cortina con patrones divertidos o un diseño retro de cortinas de cuentas pueden ofrecer un acento al estilo general de la habitación. ¿El último divisor? Una puerta de bolsillo si es posible.

Diseño Neutro

Ir con un diseño neutral de género es beneficioso en habitaciones compartidas para niños. Por un lado, equilibra las preferencias estéticas de niños y niñas. Los colores y patrones que favorecen a un género sobre el otro ofrecen un buen flujo de diseño. Un motivo de la naturaleza, por ejemplo, es el que más les gusta a los niños y también ofrece efectos calmantes que ayudan con la energía de los niños. Además, tener una paleta neutral hace que sea más fácil a medida que los niños crecen y cambian sus preferencias de estilo y decoración. La ropa de cama y los accesorios son piezas de transición simples que pueden cambiar a medida que lo hacen sus hijos. Obtenga más información sobre el diseño de dormitorio de género neutral en esta publicación.

Diseño de cama

Hay varias maneras de hacer que un dormitorio funcione para más de un niño. Si el espacio lo permite, tener dos camas individuales con una mesita de noche o una cómoda es un diseño simétrico clásico de una habitación para niños. Las literas también son las favoritas, ya que abren espacio en el piso para otras piezas o un área de juego. Las opciones de diseño incluyen colocar la litera inferior perpendicular a la superior o tener una cuna en la parte inferior hasta que el bebé tenga la edad suficiente para una cama.

Compartir una habitación no tiene que ser un desafío de diseño. ¡Con los consejos y la orientación del diseñador de interiores de una habitación para niños, sus hijos pueden tener la habitación de sus sueños!